Síguenos en:
   Inicio      NOSOTROS


HISTORIA

Nuestra congregación inicia el 22 de agosto de 1984, como grupo de oración y consejería. En el año 2001 se consolida como iglesia, en el año 2005 recibimos la personería jurídica departamental y en noviembre de 2015 recibimos nuestra personería jurídica especial por parte del Ministerio del Interior.
 
En todo momento buscamos fortalecer nuestros lazos en amor hacia EL PADRE CELESTIAL y entre nosotros mismos de acuerdo a las enseñanzas del SEÑOR JESUCRISTO, siendo guiados por el ESPÍRITU SANTO.
 
Nuestra congregación esta organizada por Ministerios de Parejas, Niños, Jóvenes, Caballeros y Alabanza.
 
Dentro de los objetivos que cumple nuestra congregación, esta compartir Palabra de DIOS con el fin de fortalecer el amor y la unidad familiar así como ayudar a las personas menos favorecidas. Hemos visitado barrios, hospitales, orfanatos y ancianatos en donde todos los miembros de la Iglesia Profética Casa de Oración Caminando con Cristo y sus familias, participan entregando su tiempo, apoyo e implementos que cada una de  éstas entidades requieren.
 
Para la realización de nuestros eventos contamos con la activa participación de la totalidad de los miembros de la congregación, lo cual les permite a todos servir en la obra de DIOS, rotando en forma esporádica a los directores de ministerios recordando la gran enseñanza del Señor JESÚS en Marcos 10:44-45 “Y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.
 

También contamos con la colaboración incondicional de grandes amigos pastores, evangelistas y siervos de DIOS quienes nos han apoyan en oración y nos bendicen con los dones y talentos que DIOS les ha regalado. De igual manera contamos con el apoyo de diversos empresarios y entidades gubernamentales de Santander.

 

Recordamos siempre lo que nos expresa la Palabra de DIOS en Hebreos 10: 24 y 25:«Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto mas cuanto veis que aquel día se acerca».


 

 

VISIÓN


Ser una congregación sólida y líder, guiada por el Espíritu Santo para transformar el mundo, conquistando almas para el reino de los cielos que honren a Dios dando testimonio con sus vidas.


MISIÓN


Difundir el mensaje de salvación a través del eterno amor del Señor Jesucristo, escudriñando las Sagradas Escrituras, para tener una relación personal con Dios obedeciendo Su mandato de cumplir con la gran comisión.